Acceso a la vivienda e integración social

Brisas del Norte

Brisas del Norte, en el sector de La Chimba de Antofagasta, es el nacimiento de una nueva historia. En medio de una de las crisis sanitarias y económicas más importante del siglo XXI, nos encontramos en una etapa transformadora: la construcción de una nueva comunidad. Desde la diversidad de intereses, motivaciones e historias, vamos construyendo un proyecto común, donde el encuentro, el diálogo y la empatía, son el denominador común para avanzar en el fortalecimiento de los vínculos entre vecinos y vecinas.

Región Antofagasta

Comuna: Antofagasta

Mandante: Constructora e Inmobiliaria Boetsch

Ejecución: 2019-2021

Estado: En ejecución

Brisas del Norte

¿Qué intentamos resolver?

Los proyectos habitacionales requieren de un proceso social que acompañe la instalación de las familias y su organización conjunta para generar comunidad -entendida desde la identidad y la pertenencia-, así como una infraestructura bien mantenida. Esta necesidad se profundiza cuando son proyectos que promueven la integración social, dada la realidad cultural de discriminación y aporofobia presente en nuestra sociedad. Este es el caso de Brisas del Norte, condominio construido por Boetsch en el sector de La Chimba.
Foto de navidad y personas mostrando sus regalos
Foto de celebración de navidad esperando el show

¿Cómo lo resolvemos?

Cuando la gente se siente feliz y orgullosa del lugar donde vive, se previene el futuro deterioro física y social. Por lo mismo, desarrollamos un Plan de Integración Social en el condominio Brisas del Norte para las 700 familias que conforman el condominio, en un periodo de dos años. De esta forma, contribuimos a los procesos de integración social entre las familias que integran la comunidad, generando y promoviendo un proceso de involucramiento comunitario que apunta a que todos los actores del territorio, con énfasis en la comunidad, participen del Plan de Acompañamiento Social. Además, articulamos a los actores del territorio de manera constante en el tiempo. Por último, generamos una orgánica de copropiedad activa y organizada que se traduzca en una comunidad con identidad y una infraestructura bien mantenida.

Prensa