Inserción respetuosa: la importancia de una buena relación con la comunidad

En los últimos años el país ha experimentado un crecimiento sostenido de las ciudades y  la población urbana, además de atravesar múltiples transformaciones sociales. Este escenario ha afectado directamente a la industria constructora, la cual ha tenido que prestar especial atención al trato que mantiene con diferentes actores de la sociedad.

En este sentido, es habitual que la relación entre las comunidades y los proyectos no siempre sea buena, ya que la construcción de un edificio o conjunto habitacional suele afectar la vida no solo de quienes residen en un mismo barrio, sino también de quienes llegarán a vivir ahí. Por lo tanto, es fundamental que la empresa se instale y sea percibida como un buen vecino en sus proyectos. 

Las constructoras e inmobiliarias deben generar un acercamiento con la comunidad durante toda la etapa de edificación. Esto implica desde notificar la demolición e inicio de la obra, informar el momento en que termine, hasta considerar la opinión o visión de la comunidad en el futuro del proyecto. Asimismo, esta aproximación tiene que ser implementada en una etapa temprana para anticipar posibles controversias. En relación, la Cámara Chilena de la Construcción presentó su “Manual de relacionamiento comunitario para proyectos inmobiliarios en zonas urbanas” en marzo, siendo un buen elemento para introducirse en la materia. Sin embargo, un proceso de inserción respetuosa también responde a las particularidades de cada empresa, barrio y comunidad.

Al respecto, como Urbanismo Social hemos impartido programas de sensibilización a trabajadores y trabajadoras de la construcción desde 2019. Durante mayo y junio pasado, desarrollamos el ciclo “Espacios Libres de Violencia” en una faena ubicada en el barrio San Diego. Este consistió en una estrategia para combatir el acoso callejero que benefició a más de 200 operarios de la constructora EBCO, además de todas las personas que transitan por el sector o se vinculan con el proyecto. De esta manera, se convierte en un claro ejemplo de cómo un proyecto inmobiliario se puede vincular de buena manera con su entorno.

Respetar los horarios establecidos por la obra, no dejar basura a su alrededor, comprometerse con el cuidado del entorno, entre otras medidas. No obstante, además de asentar relaciones amenas con la vecindad, la inserción respetuosa también implica que el proyecto genere valor en el territorio para todos y todas quienes habitan la zona. Con relación a esto, Megacentro Carrascal es un moderno centro logístico y empresarial construido en los terrenos de la ex planta de Fanaloza en Cerro Navia. Como fundación logramos relacionar a la comunidad del sector con el proyecto, al incentivar la apropiación y uso de este espacio.

Si estás interesado en construir proyectos que garanticen el bienestar comunitario, contáctate con nosotros. Estamos en Instagram, Twitter, Facebook, YouTube y Linkedin. Además, puedes escuchar nuestra primera temporada de podcast “Historias que Transforman” en Spotify o Apple. Queremos que te mantengas informado/a de las problemáticas sociales que afectan a Chile.

Clase media: Un subsidio para la vivienda propia

Al pensar en los beneficios estatales, se tiende a esperar que sólo apoyarán a las personas más vulnerables del país, creencia que puede aumentar cuando se piensa en beneficios habitacionales. Pero, actualmente hay un subsidio que apoya a las familias pertenecientes a los sectores medios. 

Este beneficio corresponde al Subsidio DS1, el que es entregado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), el cual busca beneficiar a las familias que no tienen una vivienda propia. Este apoyo, cuenta con la particularidad de tener tres formatos que se adaptan a las características de los postulantes, las cuales se enfocan en la cantidad de ahorro y el porcentaje de vulnerabilidad del Registro Social de Hogares (RSH).

¿Cuál es uno de estos formatos?

Una de las alternativas es el Subsidio DS1 Tramo 1, el cual es para las familias que se encuentren dentro del 60% más vulnerable en el RSH y que tienen un ahorro mínimo de 30 Unidades de Fomento (UF). Con este beneficio, se pueden adquirir viviendas de hasta 1.100 UF y de 1.200 UF en las zonas extremas norte, sur e insular del país. 

Además, como todos los subsidios, se necesita cumplir con ciertos requisitos para poder postular. Entre las condiciones, destacan: postular con un núcleo familiar, el cual se encuentre acreditado en el Registro Social de Hogares (RSH) y contar con una cuenta de ahorro para la vivienda, que tenga mínimo 12 meses de antigüedad.

¿A quienes podría beneficiar este subsidio?

Según el Censo 2017, el promedio de personas por hogar disminuyó a 3,1, por lo que las familias son cada vez más pequeñas en comparación con otras épocas. Es por ello que este subsidio podría ser de gran apoyo para estas pequeñas familias, ya que el nivel de ahorro mínimo es menor, por lo que sería un poco más fácil poder optar a la vivienda propia. De todas formas, cualquiera que cumpla con los requisitos, puede postular a este beneficio.   

Si desea postular a este beneficio, durante el mes de octubre se llevará a cabo el segundo llamado del 2022. Para más información sobre esta nueva postulación, infórmese a través de los canales oficiales del MINVU
¿Conocías este beneficio? ¿Qué te parece este apoyo del Estado? Puedes entregarnos tu opinión a través de nuestras redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin; o en la sección de comentarios de aquí abajo.

¿Qué son los humedales? … y cómo conviven en zonas urbanas?

Este 2022, Naciones Unidas celebró por primera vez el Día Internacional de los Humedales, como reconocimiento a estos ecosistemas que contribuyen a la biodiversidad, la mitigación del clima y la disponibilidad de agua dulce.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente detalla que los humedales constituyen uno de los ecosistemas más importantes del planeta, pues son un refugio para la fauna, filtran la contaminación y son importantes depósitos de carbono.

En términos simples, los humedales son zonas de transición entre los ecosistemas terrestres y los ecosistemas acuáticos y poseen una baja profundidad. Lo normal es encontrarlos en llanuras inundadas que se encuentran próximas a los cursos de agua, como ríos o lago.

Producto del cambio climático, en los últimos 300 años, cerca del 85% de los humedales se habían perdido, razón por la que en todo el mundo comenzó a adquirirse la conciencia para su protección. 

En Chile, en el 2021 se publicó la Ley Nº21.202, también conocida como la Ley de Protección de Humedales Urbanos, que son aquellas reservas que se encuentran total o parcialmente dentro del límite urbano. La normativa ha permitido hasta la fecha la declaración de 88 humedales por parte del Ministerio del Medio Ambiente, abarcando una superficie aproximada de 8 mil 200 hectáreas.

La Ley entrega a los municipios herramientas concretas para protegerlos, como la elaboración de Ordenanzas Generales y la inclusión en los Instrumentos de Planificación Territorial como “área de protección de valor natural”. Ahora también se busca que haya participación ciudadana en forma directa para la declaratoria de humedales urbanos.

Sin embargo, este proceso no está exento de problemas, especialmente con el crecimiento y expansión de las ciudades. Hay un extenso registro de urbanizaciones construidas sobre humedales que han sido rellenados en forma inadecuada, que se inundan producto del afloramiento de las napas, la acumulación de aguas lluvias, o de ríos que retoman su cauce ocupando un humedal que parecía seco. Esto finalmente termina perjudicando a familias que muchas veces sin saberlo, ocupan terrenos donde hubo un humedal.

Pero la ley fija delimitaciones y restricciones más claras para evitar que el crecimiento urbano afecte a los humedales. Hoy deben ser parte de la planificación y eso es lo que ha sido valorado transversalmente, pues permitirá avanzar en más protección y mejor conservación.

Urbanismo Social ejecutó entre el 2019 y 2020 un proyecto para diseñar y construir un Parque en el humedal costero El Culebrón, en la región de Coquimbo, el que pese a su relevancia socioecológica, está permanentemente amenazado por la expansión urbana y la acumulación de basura. Pero en un trabajo conjunto a los vecinos y vecinas, y la articulación de distintos actores, se realizaron jornadas de limpieza y actividades educativas en materia de preservación.¿Sabías de la importancia de los humedales urbanos? Puedes entregarnos tu opinión a través de nuestras redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin; o en la sección de comentarios de aquí abajo.

Constitución y Vivienda ¿Cómo se abordan en distintos países?

El próximo 4 de septiembre, se llevará a cabo el “Plebiscito Constitucional de Salida”, en el cual se deberá votar por la aprobación o el rechazo a la Propuesta Constitucional realizada por la Convención Constitucional. Conocer los detalles de la información constitucional vinculada con la vivienda es fundamental.

¿Qué dice la Constitución Actual (1980) y el Borrador de la Nueva  Constitución sobre vivienda?

En la actual Constitución (1980), la vivienda no se encuentra mencionada, mientras que, en la Propuesta Constitucional se propone que: “Toda persona tiene el derecho a una vivienda digna y adecuada, que permita el libre desarrollo de una vida personal, familiar y comunitaria”; además, los artículos 51 y 52 de la propuesta, están enfocados en la vivienda y la ciudad.  

¿Qué dicen las Constituciones Internacionales sobre la vivienda?

El contexto mundial respecto al Derecho a la Vivienda resulta relevante para poder comparar las diversas realidades. A nivel mundial, hay 78 países que contemplan este derecho, los cuales se encuentran divididos de la siguiente manera: un país en Oceanía, 14 en Asia, 20 en Europa, 24 en África y 19 países en América. 

Al visualizar la situación de América del Sur, se observa que diez países incluyen en sus constituciones a la vivienda, entre las cuales se puede destacar la Constitución del 2009 de Bolivia, la cual menciona que “Toda persona tiene derecho a un hábitat y vivienda adecuada, que dignifiquen la vida familiar y comunitaria” y la Constitución de 1980 de Guyana, que señala: “Todo ciudadano tiene derecho a una vivienda adecuada”. Respecto a los países que no contemplan el Derecho a la Vivienda, se encuentran Chile, Guyana Francesa, Perú y Surinam. 

¿Alguna vez se intentó incluir la vivienda en la Constitución Actual?

En la Cámara de Diputadas y Diputados, se encuentran proyectos vinculados a la inclusión de la vivienda en la actual Constitución de Chile (1980), tales como: 

Ninguno de estos proyectos pudo avanzar más allá del Primer Trámite Constitucional, por lo que no se logró incluir el Derecho a la Vivienda en la Constitución.    


¿Te resultó relevante esta información? ¿Qué opinas sobre el Derecho a la Vivienda? Puedes entregarnos tu opinión a través de nuestras redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin; o en la sección de comentarios de aquí abajo.

Registro Social de Hogares: Un trámite indispensable

El Registro Social de Hogares (RSH) es un sistema de información, en el cual se recopilan los datos entregados por los hogares y los antecedentes obtenidos de diversas instituciones del Estado, como el Servicio de Impuestos Internos (SII), el Registro Civil, el  Instituto de Previsión Social (IPS), entre otros. Tras la recopilación de la información, se genera la calificación socioeconómica a la cual pertenece el hogar.  

El RSH tiene como objetivo principal, ayudar en los procesos de postulación y selección de beneficiarios de los aportes que entrega el Estado (subsidios y programas); ya que, según el nivel socioeconómico en el que se encuentre el hogar, se le entregarán diferentes apoyos. 

Respecto a la calificación socioeconómica, se realiza en base a los ingresos del hogar, el número de integrantes, las características de los miembros del hogar (edad, situación de discapacidad, entre otros), la evaluación de los bienes y servicios que poseen; tras esto, el hogar es clasificado en el tramo correspondiente a su situación. Los tramos son siete en total, el primero es del 0 al 40%, lo cual significa que el hogar tiene menores ingresos o una mayor vulnerabilidad; mientras que el último, es del 91 al 100%, lo  significa que tienen mayores ingresos o menor vulnerabilidad.  

Entre los beneficios a los cuales se puede acceder, se encuentran el Ingreso Mínimo Garantizado, Subsidio al Empleo Joven, entre muchos otros; puedes revisar en el Buscador de Beneficios de la Red de Protección Social, que beneficios te corresponden. Respecto a los beneficios habitacionales, algunos de los que se puede optar son: el Subsidio de Arriendo y el Subsidio DS49.

Cambios

Durante el mes de noviembre, el RSH incluirá un módulo que beneficiará principalmente a las mujeres cuidadoras de personas con dependencia (moderada, severa, niños, personas con discapacidad, entre otras). Esta nueva incorporación, busca conocer dónde se ubican las mujeres cuidadoras, ya que no se tiene información específica sobre su labor (horas necesarias, impacto en su posibilidad de trabajo y cuánto gastó les genera). 

Cabe recordar que, el Registro Social de Hogares es un reemplazo de la antigua Ficha de Protección Social, la cual no es válida actualmente, por lo que es necesario realizar una actualización de su registro. Si desea conocer su Cartola Hogar, actualizar su información,  resolver sus dudas u otra actividad, presione aquí.    
¿Conocías el Registro Social de Hogares? ¿Qué opinas de él? Puedes entregarnos tu opinión a través de nuestras redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin; o en la sección de comentarios de aquí abajo.

Ley de Integración Social: ¿Qué significa en la práctica?

El pasado 27 de mayo, el Diario Oficial publicó la Ley 21.450, conocida como la Ley de Integración Social en la Planificación Urbana, Gestión de Suelo y Plan de Emergencia Habitacional.

La Ley, en su origen, pretendía mejorar los niveles de integración social para lograr un adecuado desarrollo de las ciudades. En este contexto se proponía aumentar la construcción de viviendas con integración social, a través de densificación equilibrada en zonas con potencial de desarrollo urbano y modernizar la gestión del Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Procesos donde como Urbanismo Social hemos presentado últimamente propuestas para la mejor implementación de esta política pública.

Si bien estos puntos eran los temas que trataba originalmente el proyecto presentado por el Ejecutivo en el 2018, al calor del debate parlamentario, comenzó a evidenciarse con mayor fuerza la agudización del déficit habitacional en las grandes zonas urbanas. Esta situación, recrudecida durante la pandemia, obligó a incorporar elementos más concretos y específicos para enfrentar la falta de viviendas, incluyendo el ítem más destacado hasta el momento como lo es el Plan de Emergencia Habitacional.

Sin embargo, el plan abarca muchos más temas que solo el Plan de Emergencia. Se destaca por ejemplo el otorgar mayores facultades al Ministerio de Vivienda para adquirir terrenos destinados a la construcción de viviendas sociales y establecer un procedimiento expedito para la transferencia de terrenos fiscales al Minvu -incluyendo los terrenos de las Fuerzas Armadas- en el marco de su nueva función de implementación de políticas de suelo.

Un aspecto novedoso para la institucionalidad chilena es el establecimiento de normas en los planes reguladores comunales, que incentiven la construcción de viviendas de interés público en zonas con buenos estándares de urbanización. Esto es muy importante, pues es la primera vez que una ley obliga a los planes reguladores a asumir un compromiso con el problema habitacional y de integración social.

La Ley también otorga importancia a la coordinación comunal y la promoción de la organización comunitaria, donde se establecen por ejemplo una serie de acciones para fomentar el desarrollo de comités habitacionales y cooperativas de viviendas.

Ejemplo de esto es la incorporación del Plan Maestro de Regeneración, que es una estrategia de intervención destinada a la recuperación de barrios o conjuntos habitacionales deteriorados o irrecuperables, donde la organización comunitaria también es incluida como prioritaria.

Si bien son varias las herramientas y procesos considerados en la Ley de Integración Social, que tiene como principal bajada el Plan de Emergencia Habitacional, hay consenso en que la norma jurídica avanza hacia una mirada donde la planificación urbana debe considerar la integración y, especialmente, la participación comunitaria como regla básica.¿Qué otros aspectos de la Ley crees que son importantes?, Puedes entregarnos tu opinión a través de nuestras redes sociales: Instagram, FacebookTwitter. ; o en la sección de comentarios de aquí abajo.

Lenguaje claro: un recurso para aumentar la participación

A menudo, Chile es catalogado como una de las democracias más estables del continente. Sin embargo, y como señala el estudio elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el país destaca por su baja participación ciudadana y la desconfianza de las personas en las instituciones públicas.

La participación ciudadana tiene como objetivo aumentar la capacidad de incidencia de la ciudadanía respecto a la toma de decisiones de política pública. Pero ¿de qué manera esto afecta a la planificación urbana?

Es común que, durante la elaboración de planes reguladores a nivel regional y comunal, no se involucre a sus habitantes en las decisiones y transformaciones que afectarán los territorios donde viven. En este sentido, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) menciona que la falta de participación ciudadana es una de las principales debilidades de la gobernanza urbana chilena.

De esta manera, la implementación de una metodología con lenguaje claro —la cual busca transmitir de manera fácil, directa, transparente, simple y eficaz información relevante—, motivaría a las personas a informarse, participar e incidir en los fallos que afecten el ordenamiento de sus ciudades. Convirtiéndose en una tremenda herramienta para fortalecer la democracia.

Un ejemplo es el plan piloto “Participación Ciudadana con Lenguaje Claro en los Instrumentos de Planificación Territorial”. Este, se compuso de seis talleres con participación ciudadana realizados en distintas zonas de la comuna de San Pedro de la Paz, con el objetivo de modificar su plan regulador.

La iniciativa fue impulsada por el CNDU y se puso en marcha con el apoyo de la municipalidad y diferentes entidades públicas y/o privadas. Como fundación estuvimos a cargo de la creación metodológica y la implementación del proyecto, catalogado como el primero de esta clase a nivel nacional.

Si tienes un proyecto y quieres incorporar un lenguaje claro, contáctate con nosotros. Estamos en Instagram, Twitter, Facebook, YouTube y LinkedIn. Además, puedes escuchar nuestra primera temporada de podcast “Historias que Transforman” en Spotify o Apple. Queremos que te mantengas informado/a de las problemáticas sociales que afectan a Chile.

Arriendo: ¿La primera opción para una vivienda digna?

En los últimos meses, el arriendo ha surgido como una de las posibles soluciones para afrontar la crisis del déficit habitacional que afecta actualmente al país. El Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) cuenta con beneficios enfocados en la obtención de una vivienda a través del arriendo, los cuales son: Subsidio de Arriendo, Leasing Habitacional y el recientemente anunciado, Arriendo a Precio Justo.

El Subsidio de Arriendo, es un beneficio temporal con el que las familias se responsabilizan en pagar una parte del arriendo, mientras que lo restante lo cubre el Estado. Este subsidio tiene una duración de ocho años, en los que se puede utilizar de manera constante o por períodos de tiempo; entrega la flexibilidad de poder cambiarse de vivienda y de región de ser necesario; además, durante el período en el que se tiene el beneficio, se puede postular al Subsidio Clase Media (DS1), para optar a la vivienda propia. 

Algunos de los requisitos para postular a este subsidio son: estar inscrito en el Registro Social de Hogares (RSH) y no estar sobre el 70% del nivel socioeconómico; tener una cuenta de ahorro para la vivienda, con un monto mínimo; contar con un ingreso familiar, que se encuentre entre 7 y 25 Unidades de Fomento (UF)

Este subsidio, también cuenta con un llamado especial para los adultos mayores. En el cual, las personas mayores de 60 años no requieren de un núcleo familiar para postular y se les paga entre el 90% y 95% del valor de su arriendo mensual. Las postulaciones para este llamado se iniciarán en agosto y la información se entregará a través de los canales oficiales del MINVU. 

Arriendo a Precio Justo 

Como parte de una de las medidas del Plan de Emergencia Habitacional, se dio a conocer la creación del Arriendo a Precio Justo. Este beneficio consiste en la creación de viviendas públicas, que estarán destinadas para ser arrendadas a un valor que no supere el 25% de los ingresos del arrendatario.  

Estos complejos habitacionales, podrán ser desarrollados por municipios, gobiernos regionales y Serviu, y por las ONGs que actúan como Entidad Patrocinante (EP); los proyectos serán financiados por el Fondo de Elección de Vivienda (DS49). Las familias que deseen postular, deberán cumplir con los requisitos del Subsidio de Arriendo. 

Como fundación, también consideramos el arriendo como una opción para superar la actual crisis habitacional. Es por ello, que estamos trabajando en el proyecto de arriendo protegido “Nueva Baquedano”, el cual estará ubicado en Coquimbo. Se espera que a finales de año, se pueda iniciar con la construcción de las viviendas. 

¿Conocías estos beneficios? ¿Qué te parece este apoyo del Estado? Puedes entregarnos tu opinión a través de nuestras redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin; o en la sección de comentarios de aquí abajo. 

Plan de Emergencia Habitacional ¿qué significa?

Uno de los aspectos más destacados que están presentes en la Ley de Integración Social, es la inclusión del Plan de Emergencia Habitacional, que fue dado a conocer públicamente a principios de julio por parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

El Plan de Emergencia incorpora los compromisos del Estado desde un enfoque activo de reconocimiento, promoción y protección de derechos, fomentando acciones y articulando medidas afirmativas que conduzcan a la reducción de inequidades, brechas y barreras que limitan la participación de los grupos de especial protección en los programas del MINVU.

Este Plan se da por iniciado el año 2022 y debe finalizar el año 2025, donde el foco prioritario de los proyectos e iniciativas que desarrolla debe estar en la urgencia habitacional de las familias del tramo 40% del Registro Social de Hogares (RSH), de mayor vulnerabilidad socioeconómica o menores ingresos. Se busca generar 260 mil soluciones habitacionales para un déficit cercano a las 600 mil viviendas.

En ese sentido, hay coincidencia completa entre los sectores público, privado y el mundo de las organizaciones civiles y territoriales, en que la única forma de generar una política pública capaz de revertir la creciente brecha habitacional, es en un trabajo mancomunado y urgente.

Pero el plan no sólo se enfoca en entregar soluciones materiales que exclusivamente se concentran en la vivienda. Al poseer un enfoque integral, también vela por entregar soluciones que respondan a las particularidades locales de cada territorio, a través de procesos participativos, favoreciendo la dignidad y permitiendo un mayor involucramiento de las comunidades. Esto se refleja, por ejemplo, en la creación de un Centro de Formación y Diálogo en Vivienda, Barrio y Ciudad a través del cual se capacitarán a dirigentes o también en la incorporación de Planes de Acompañamiento Social y Comunitario en nuevos programas habitacionales.

En concreto, el Plan cuenta con con diez ejes estratégicos: Absorber como mínimo el 40% de la demanda habitacional; asegurar equipamiento social intersectorial en nuevos proyectos; robustecer el Banco de Suelo Público; impulsar el arriendo protegido; diversificar las modalidades de acceso a la vivienda y el tipo de tenencia; promover la autogestión habitacional y barrial; facilitar la radicación y la movilidad habitacional; mejorar la relación con la ciudadanía; aunar esfuerzos y recursos en los territorios; y mejorar procesos de producción habitacional

Es un plan ambicioso que requiere una bajada de implementación regional y comunal, además de puntualizar el rol específico que tendrán otros actores claves como lo son las organizaciones sin fines de lucro y los propios municipios, que sin duda deben participar activamente en solucionar la crisis habitacional.

Fotografía de vivienda ubicada en la Chimba, Antofagasta

¿Qué te parecen las medidas incluídas en el Plan? ¿Crees que ayudará a revertir la brecha? Puedes entregarnos tu opinión a través de nuestras redes sociales: Instagram, Facebook y Twitter; o en la sección de comentarios de aquí abajo.  

Subsidio DS49: Una oportunidad para construir la vivienda propia

El Subsidio DS49 o Fondo Solidario de Elección de Vivienda es parte de los beneficios entregados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), con el cual se puede acceder a la compra de una vivienda nueva o usada, permitiendo también la construcción de una casa; respecto al último punto, este se puede asociar a la poco conocida Glosa 12.

Pero, ¿En qué consiste la Glosa 12?

La Glosa 12, en palabras sencillas, entrega mayores recursos para poder comprar un terreno, que se encuentre en un sector bien ubicado y que esté dentro de los estándares de desarrollo urbano, permitiendo así el acceso a bienes y servicios públicos. 

Este beneficio fue diseñado exclusivamente para los comités de vivienda (de 2 a 160 familias), el cual les permite optar a una vivienda digna, en medio de la escasez y encarecimiento de los terrenos. 

Respecto a los requisitos para poder acceder a este beneficio, se debe pertenecer a un comité o cooperativa de vivienda, el cual debe contar con una entidad patrocinante (EP), una promesa de compraventa de un terreno y la obtención de los subsidios habitacionales correspondientes, entre otros.

¿Alguien ha utilizado este beneficio para obtener una vivienda propia?

Según la Política Habitacional 2022-2026 realizada por el MINVU, entre el 2020 y 2021 a nivel nacional, se han obtenido 52 terrenos, a través de los cuales se han visto beneficiadas 6.230 familias. Un ejemplo de esto, son tres comités pertenecientes a Valdivia que recibieron el beneficio.

Como fundación, actualmente nos encontramos trabajando en el proyecto habitacional Santa Margarita, ubicado en la comuna de Independencia. El complejo habitacional, es el primero en realizarse con el beneficio de la Glosa 12. Gracias a este plan, se verán beneficiadas 30 familias.

Si desea postular a este beneficio, puede encontrar mayor información en el sitio oficial del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), además de conocer las fechas de postulación y las comunas a las que estará enfocada.


¿Conoces a alguien que haya obtenido este beneficio? ¿Cómo ha sido su experiencia? Puedes entregarnos tu opinión a través de nuestras redes sociales: Instagram, Facebook y Twitter; o en la sección de comentarios de aquí abajo.