Procesos de participación e involucramiento ciudadano a gran escala

Piloto Lenguaje Claro

La participación ciudadana busca redistribuir el poder en torno a la toma de decisiones de la política pública, aumentando la capacidad de la ciudadanía para incidir. En temas de planificación urbana, ésta también permite que la comunidad genere sentido de pertenencia, potenciar el desarrollo, validar y robustecer la democracia. Sin embargo, las actuales herramientas de planificación territorial carecen de una metodología apropiada que facilite esos objetivos y que permita una fácil apropiación y comprensión.

Región Biobío

Comuna:

Mandante: Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, Comisión de Integridad Pública y Transparencia, Banco Interamericano de Desarrollo.

Ejecución: 2021 - 2022

Estado: En ejecución

Piloto Lenguaje Claro

¿Qué intentamos resolver?

La académica Alejandra Rasse realizó un estudio por encargo del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano para robustecer la participación ciudadana por medio de los principios del lenguaje claro, los Instrumentos de Planificación Territorial. Dichas recomendaciones se implementaron y ajustaron en el marco de la segunda modificación del Plan Regulador de La Municipalidad de San Pedro de La Paz, quienes están implementado hace varios meses un proceso de participación para diseñar la comuna junto con la comunidad.

¿Cómo lo resolvemos?

Creamos una experiencia de participación ciudadana, cercana, lúdica y basada en el lenguaje claro, que permitiera enfrentar dos desafíos: por una parte, que al municipio le fuera útil la información recabada y que se pudiera acoplar al proceso ya implementado por ellos. Y por otro lado, que las personas que participaran en los talleres entendieran de manera sencilla y clara, los aspectos técnicos del proceso, convirtiéndose en los protagonistas del barrios en donde quieren vivir: Implementamos 6 talleres en 5 barrios en donde la Municipalidad no había realizado procesos de participación ciudadana y evaluamos los resultados de este plan piloto, para robustecer en el futuro la política pública y los instrumentos de planificación territorial.

La participación ciudadana busca redistribuir el poder en torno a la toma de decisiones de la política pública, aumentando la capacidad de la ciudadanía para incidir. En temas de planificación urbana, ésta también permite que la comunidad genere sentido de pertenencia, potenciar el desarrollo, validar y robustecer la democracia. Sin embargo, las actuales herramientas de planificación territorial carecen de una metodología apropiada que facilite esos objetivos y que permita una fácil apropiación y comprensión.