Viviendas industrializada en madera ¿Cuáles son sus beneficios?

La construcción industrializada es aquella en la que los componentes para construir una vivienda son fabricados en un lugar distinto al emplazamiento de la obra, mediante procesos industriales y que posteriormente son trasladados para ser montados y ensamblados sobre el terreno.

Estos procesos de producción son característicos de la Economía Circular, que busca la optimización de materiales y la reducción de pérdidas a través del diseño modular e industrializado. 

A esto se suma que las viviendas industrializadas hechas en madera, junto con permitir el reciclaje de materiales y componentes, además tienen un periodo de construcción tres veces menor. Mientras la construcción en hormigón puede demorar 12 meses, la construcción industrializada en madera puede demorar tan solo 4 meses.

Estas características de las construcción industrializada en madera llevaron a que el Ministerio de Vivienda la considere como un elemento novedoso dentro del Plan de Emergencia Habitacional (PEH). No solo por su menor impacto medioambiental, sino porque las soluciones habitacionales llegarían de forma más rápida, considerando el déficit cercano a las 600 mil viviendas.

El PEH  incorpora dentro de sus ejes el “Plan regional para la industrialización de vivienda en madera”, el cual busca dar solución al déficit, a través del uso de la madera como materia prima, proyectando construcciones de alta calidad. 

Para ello, se optó por comenzar en la Región del Biobío, donde se consideró el diseño de viviendas industrializables para el programa de Fondo Solidario de Elección de Vivienda (Subsidio DS49).

Durante el 2022, el programa de industrialización de vivienda en madera se amplió a otras regiones del país. Por ejemplo, en noviembre recién pasado se licitó la construcción industrializada en madera para 100 casas destinadas a programas de arriendo a precio justo en Renca y otras 60 casas de las mismas características en Lo Espejo.

¿Tenías conocimiento de esta línea de fabricación? Opina a través de nuestras redes sociales. Encuéntranos en Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin. También puedes hacerlo en la sección de comentarios de aquí abajo.

Economía Circular en la construcción: ¿qué es y cómo se aplica?

Habitamos ciudades que se expanden y cambian constantemente, lo que ha traído consigo un acelerado aumento de la población. En nuestro país, más del 87% de las personas vive en localidades urbanas, lo que se traduce en una activación de la industria constructora para generar soluciones habitacionales. Pero, ¿sabías que este sector es uno de los mayores consumidores de energía y materias primas?

Puede ser agua, electricidad, acero, concreto, entre otros insumos. La construcción utiliza tres millones de toneladas de productos básicos al año. Asimismo, genera el 35% de los residuos sólidos y entre el 25 y 40% de las emisiones de carbono del mundo. En el caso de Chile, esta área consume el 32,6% de la energía a nivel nacional y es responsable del 30% de los gases de efecto invernadero emitidos.

Sin embargo, existe la oportunidad de mirar el futuro de la edificación de forma más sustentable. La Economía Circular es un modelo de producción y consumo que garantiza un crecimiento sostenible en el tiempo. En el ámbito de la construcción, desafía a rediseñar las formas en que las sociedades se proveen de infraestructura, diseñan sus espacios, los mantienen y se relacionan con el medio ambiente.

Uno de sus objetivos principales es la optimización de materiales, reduciendo las pérdidas a través del diseño modular e industrializado. Asimismo, que estos insumos puedan ser valorizados, reutilizados y reciclados. En esta línea, existe la Estrategia Economía Circular en Construcción, la cual nace como un convenio de colaboración entre la Cámara Chilena de la Construcción, el Instituto de la Construcción y el programa Construye2025 de Corfo.

Pero también es importante señalar que los beneficios de un enfoque circular van más allá de lo ecológico. Como Urbanismo Social sabemos que posee ganancias sociales y económicas significativas, ya que el uso de materiales de construcción respetuosos con el medio ambiente provoca un impacto positivo en el bienestar de la ciudadanía. Además de preocuparse del ciclo de uso de los materiales y proyectos, pone en el centro el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes. 

¿Tenías conocimiento de esta forma de construir ciudades más sostenibles y pensadas para las personas? Opina a través de nuestras redes sociales. Encuéntranos en Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin. También puedes hacerlo en la sección de comentarios de aquí abajo.